domingo, 29 de enero de 2012

Un día en el centro




Lunes 23 de Enero de 2012-

Hoy voy a acompañar a Mario a grabar un teclado para el nuevo disco de Erzebeth, es una buena oportunidad para conocer el estudio dónde se grabó el disco de R.I.P Rapunzel y dónde seguramente grabaré la poesía que acompañará al que viene.
Ayer tocamos en la exposición fotográfica de Dave Vera, quien es amigo de la banda y después comimos pizza y vimos la saga de Hades de los Caballeros del Zodiaco así que pase la noche en el sofá del departamento que comparten Estib y Mario cosa que hago casi cada fin de semana; el evento de ayer salió bastante bien a pesar de que hubo algunos problemas con el audio lo que provocó que Rapunzel no se escuchara como normalmente lo hace, sin embargo como dije antes fue una buena presentación, las fotografías expuestas de Dave vera eran retratos de distintas chicas de bastante buen ver, de hecho entre ellas me topé con algunos rostros conocidos que no he visto en un buen rato, hubo un vinito de cortesía y platos con queso, salchichas y aceitunas delicias que nadie desaprovechó, en general fue una tarde bastante familiar con todo y niños correteando por la exposición uno de ellos el pequeño Gabriel el hijo de un año de Sandra Villar con quien estuve jugando y paseando bastante rato, Sandra es una gran amiga y una de las mujeres con las que platico sin tapujos sobre casi cualquier tema, tenia un rato de no verla así que me dio bastante gusto que nos alcanzara por allá, también me dio muchos gusto ver a mi compadre Alex Painful y a su bella esposa Shanti a quienes no veía desde su boda,fue una tarde bastante agradable y creo que todos los R.I.P se la pasaron igual de bien que yo, cuando llegó el momentos de regresarnos Vianka y su novio cuyo nombre se me acaba de escapar se ofrecieron a darnos un aventón en su camioneta, siempre me da mucho gusto ver a Vianka ya que hemos compartido muchísimas aventuras dentro y fuera del escenario a lo largo de los años, algún día cederé la tentación y les compartiré algunas.

Bueno como les contaba Omar y yo acompañamos a Mario a grabar un teclado para el nuevo disco de Erzebeth, estoy sentado en la cabina de grabación tomando notas en mi cuaderno, hoy conocí a Oswaldo de León miembro de una de las bandas más representativas y consolidadas del rock nacional La Castañeda quien es el dueño de el estudio y el responsable de la grabación, mezcla y master de la primera producción de R.I.P así como de otros proyectos interesantes por parte de nuestra disquera Carpe Noctem como el primer acoplado de la misma. Tengo hambre y se me antoja enormemente una cerveza, a pesar de que estoy acostumbrado a dormir en el sillón no siempre descanso del todo, no hay duda de que no hay como dormir en tu propia cama, después de que Mario graba su parte del teclado nos quedamos a ver como Emanuel el tecladista de Erzebeth graba sus partes para otra canción, se que no puedo echarles a perder la sorpresa pero lo que pude escuchar del nuevo disco de Erzebeth me gustó bastante, creo que será un disco bastante bueno, la voz de Esthíbaliz es como siempre impecable y poderosa, estoy seguro que este disco les conseguirá un gran cantidad de nuevos fans y los reafirmará frente a los viejos.

Mas tarde…

Cuando salimos del estudio Mario, Omar y yo nos dirigimos al centro donde nos dimos un atracón en un buffete de comida china, hace mucho que no comíamos tanto de un jalón, los tres salimos apenas caminando después de servirnos unas tres o cuatro veces mínimo lástima que el agua estaba carísima. Después caminamos un buen rato para bajar la comida, recorrimos varios puestos de curiosidades y chucherías para después sentarnos a descansar a un costado de catedral cerca de la reconstrucción a escala de tenochtitlan, me gustó mucho pasar la tarde con mis dos mejores amigos además compramos unas camisetas yo una del Joker y otra con el logo de los Héroes del Silencio y Mario una con el logo de la anarquía, y yo compré dos DVD´s uno de videos de Rob Zombie y otro con todos los videos de Motley Crue !Yeahh!

Foto cortesía de Elizabeth Wolfsheim

1 comentario: